martes, enero 09, 2007

Video de Sadam Hussein

Aparece el vídeo de la ejecución completa de Sadam Hussein en Internet
El vídeo completo de la ejecución de Sadam Husein, ahorcado el sábado en Bagdad, circula por internet, y en él se aprecia a varios verdugos profiriendo gritos en favor del mayor enemigo chiita del ex dictador iraquí momentos antes de su muerte. El vídeo grabado a través del móvil de uno de los presentes.
02 Ene 2007, 11:20 Fuente: AFP

De una duración de 2 minutos y 38 segundos y de una calidad mediocre, tanto de imagen como de sonido, la cinta habría sido grabada con un teléfono móvil por alguno de los asistentes al ajusticiamiento.

Condenado a muerte el 5 de noviembre por la matanza de 148 chiitas en los años 80, el ex dictador iraquí fue ejecutado en una sala de una caserna de los servicios de inteligencia militares en Jadamiya, un barrio en el norte de Bagdad.

Las imágenes muestran primero la escalera que lleva a la horca, una instalación de metal roja. La sala es visiblemente demasiado pequeña para el gran número de testigos.

Rodeado de verdugos y civiles encapuchados, el condenado, antaño el hombre más poderoso de Irak, avanza hacia la trampilla con una cuerda gruesa alrededor del cuello.

La imagen es entonces salpicada por los flashes de las cámaras fotográficas. Uno de los verdugos ajusta la cuerda y ciñe un poco más el nudo sobre la piel de Sadam.

El ex dictador no deja entrever ningún signo de emoción. Aunque le espera la muerte inminente, da muestra de un aplomo difícil de creer, al tiempo que empieza a recitar una última plegaria.
"!Moqtada, Moqtada!", espetan algunas personas, en referencia al líder radical chiita Moqtada Sadr, cuyo padre, Mohamed Sadeq Sadr, y tío Mohamed Baqer Sadr, fueron asesinados respectivamente en 1999 y 1980 por el régimen de Sadam.

Ahora la milicia de Sadr, el ejército de Mahdi, está acusada de un gran número de atrocidades contra la comunidad sunita iraquí, en el poder con Sadam, derrocado en 2003 por las tropas de Estados Unidos.

En la sala de la caserna, varias personas profieren gritos prochiitas y un hombre clama "!Viva Mohamed Baqer!".

Sadam se vuelve hacia el grupo, sorprendido, casi irritado: "Váyanse al infierno", parece replicarles, en un tono a medio camino entre el sarcasmo y la incredulidad.

El condenado recita entonces la shahada, la profesión de fe musulmana que consiste en declarar la fe en un único Dios, Alá, y en la profecía de Mahoma.

Nuevos flashes. Con un estrépito metálico, la trampilla se abre antes de que Sadam finalice su plegaria.

El cuerpo del ajusticiado se desploma brutalmente en el vacío. En la cinta, se aprecian varios segundos de confusión. La cámara trata de fijarse sobre el cadáver, que todavía se balancea.

Finalmente, aparece en un primer plano el rostro del ex presidente iraquí, ahorcado en el extremo de la cuerda, con el cuello roto. Sadam Husein ha muerto, aunque sus ojos siguen abiertos.

Se escuchan exclamaciones entre los asistentes. Un testigo invoca a "Dios misericordioso" y reza. "Cayó el tirano, maldito sea", añade otro. "Déjenlo ahorcado en su cuerda", ordena un tercero: "Que se quede así durante ocho minutos. Que nadie lo baje". Pero algunos se aprestan a acercarse al cadáver. "Atrás, atrás", se escucha.

El ex presidente iraquí fue condenado a la pena capital por el Alto Tribunal Penal iraquí por haber ordenado la muerte en los años 80 de 148 chiitas de Dujail, al norte de Bagdad, en represalia a un atentado fallido contra el convoy presidencial.

La cinta divulgada por internet es la primera información gráfica completa sobre lo sucedido el sábado en la caserna militar. El sábado, la televisión pública Iraquia había difundido una secuencia de unos 20 segundos, en las que se mostraban los instantes previos a la ejecución. La cinta, grabada por el servicio de comunicación del primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, había sido divulgada sin sonido. Paralelamente, una cadena privada chiita iraquí había mostrado imágenes de Sadam una vez muerto, envuelto en una mortaja blanca.

1 comentario:

fabiola nazario dijo...

Pcuha pobre tío...encima se parece a mi abuelito ¡que bestias!